Cómo guardar las cosas de trimestres anteriores - Escuela de Hábitos

Cómo guardar las cosas de trimestres anteriores

¿Qué haces con todas las cosas de trimestres anteriores? Sí, sí, hablamos de tooooodo el material que has ido acumulando desde que empezó el curso en las distintas asignaturas que tienes. Piensa en todo esto: hojas con apuntes y esquemas, libretas enteras, fotocopias, fichas de trabajos, redacciones y un largo etcétera que solo sabes tú.

Es posible que algunas cosas estén por ahí, en un cajón o algún sitio medio perdido. Y es fácil que te hayas desecho ya de bastantes cosas. Por eso te vamos a dar tres recomendaciones muy sencillas pero que te servirán muy bien para guardarlo bien y recuperarlo si es que lo necesitas en algún momento del curso. Toma buena nota…

No tires nada porque tal vez lo necesites

No pocos estudiantes tiran las cosas de trimestres anteriores creyendo que ya no lo necesitarán más… y no es la primera vez que un profesor te pide (de nuevo) algo que corresponde a un tema anterior o a algo que ya entregaste o vísteis en un trimestre pasado. O bien os dice que hay que repasarlo o que incluso entrará en un

Y claro, como ya no lo tienes el disgusto es monumental porque a diferencia de otras cosas, no tiene remedio. Por eso lo que te recomendamos es que nunca tires nada del curso actual. Una vez que lo completes ya habrá tiempo de hacer una buena “operación limpieza”, durante el verano, pero mientras estés en este curso y tengas esas asignaturas: no tires absolutamente nada. (Salvo que tengas la certeza que es un material que no vale para nada o que no puedes presentar si te lo reclaman.)

A veces un profesor reclama un trabajo o ficha ya entregada, o tienes que consultar unos apuntes o un control corregido. Si lo guardas bien, lo encontrarás fácil. Si no, pues… ¡problemas!

Separa por trimestres y asignaturas

Unos archivadores o pequeñas cajas te servirán para guardar las distintas cosas de cada trimestre y de cada asignatura. Con varios rotuladores o varios post-its de colores podrás etiquetar claramente cada trimestre y asignatura: Trimestre 1 — Trimestre 2 — Trimestre 3. Y para que todos los papeles y materiales de cada asignatura estén bien juntos puedes utilizar pequeñas carpetas, o bien tomar un folio y doblarlo por la mitad y meterlo dentro, para que haga las veces de carpeta improvisada.

Otra alternativa es organizarlo justo al revés, primero por asignaturas y luego por trimestres. Al final es una cuestión de gustos porque lo importante es que todo estará bien etiquetado y lo podrás recuperar o consultar en cualquier momento a lo largo del curso.

Guarda bien los controles y trabajos puntuados

Es posible que entre todos esos papeles, hojas, trabajos, redacciones y fichas, tengas algunos que los profesores te hayan corregido y puntuado. A lo mejor controles y examenes de cada asignatura por trimestre, o bien sus fotocopias. En ese caso te interesa no perderlos y tenerlos a mano, bien identificados. Puedes ponerlos en una carpeta especial llamada “Controles”, o agruparlos mediante un clip grande, lo que tú prefieras. Lo importante es que en caso de necesitarlo puedas acceder a ellos o consultarlos sin perder tiempo rebuscando entre todas las cosas el trimestre.

Son ideas de organización que no te costará mucho aplicar pero que te servirán para no perderte entre tanto material, y que te salvarán de un buen susto en caso de que tengas que volver a presentar algo, o bien consultarlo o repasarlo para un tema del trimestre actual. Fácil pero muy recomendable. ¿Te animas?

¡Y es con Hábitos se estudia mejor!

— Maje y Berto

Deja tu Comentario: