Esto es lo que nunca puede faltar en tu mochila - Escuela de Hábitos
mochila

Esto es lo que nunca puede faltar en tu mochila

Te encanta tu mochila. La has elegido porque te gusta, es chula y cómoda. Pero además de eso ahora tienes que convertirla en útil. No solo es una “bolsa” para llevar cosas de casa a clase y de clase a casa. Es algo tuyo que, con una pizca de cuidado, te va a ayudar a organizarte mejor en tus estudios.

Pero empecemos un poco más atrás que mañana por la mañana, cuando sales (con algo de prisa) de casa… Termina el estudio, has hecho los deberes del día, e incluso has adelantado algo de un trabajo para la semana que viene. Llega la hora de descansar pero antes, ¿qué dirías que te falta para prepararte bien para mañana? ¡Exacto! Preparar la mochila el día anterior es lo último que tienes que hacer para terminar bien el día.

La lista de “indispensables” en tu mochila

Por supuesto que en tu mochila guardarás de todo, desde tus cosas personales hasta cosas de clase. Pero hay algunas que nunca puedes olvidar, y que son perfectas para llevar siempre contigo. Ahí van nuestras sugerencias:

  • Tu Agenda de clase. Nunca, nunca, nunca puedes olvidarla.
  • Bolis, rotuladores y material para escribir en clase.
  • Archivador, carpeta o libreta, lo que tú utilices.
  • Los libros y cosas de las asignaturas de ese día.
  • Notas adhesivas, de las pequeñas, para que no te ocupen mucho.
  • Unos auriculares, para escuchar algo de música al ir y volver.
  • Algo para desayunar o algún zumo, que la mañana va a ser larga.
  • Cartera, móvil, llaves de casa.

Por supuesto que luego tú añadirás tus cosas más personales. Pero esta que te acabamos de dar es una buena lista de partida para que tu mochila siempre esté a punto. Lo más importante de hacer bien la mochila todos los días es esto: que nunca te falte algo cuando más lo necesites, y que no te rompas la cabeza por haber olvidado algo que tenías que llevar.

Hacer bien la mochila significa que mañana tendrás que preocuparte de menos cosas. Los estudios ya son bastante complicados para que tú por tu lado los hagas más difíciles con olvidos. Y esto lo vemos mucho entre los chicos.

Y es que con Hábitos se estudia mejor.

— Maje y Berto

Deja tu Comentario: