Momento de estudiar: misma Hora, mismo Lugar - Escuela de Hábitos

Momento de estudiar: misma Hora, mismo Lugar

Una de las cosas más importantes que tienes que cuidar a la hora de estudiar es procurar hacerlo siempre a la misma hora y en el mismo lugar. Es muy importante cuando cada día te cuesta ponerte con los deberes, o si quieres evitar dar vueltas antes de empezar mientras dices «voy ahora».

Y ¿por qué es tan importante lo de “misma hora, mismo lugar” a la hora de estudiar? Total, al final lo que cuenta es si estudio o no, ¿verdad? Es importante porque tu mente, en todo lo que haces, tiende a conectar ciertas horas del día o ciertos lugares a actividad y cosas que tienes que hacer. Sobre todo si lo repites. Es así cómo se crea el Hábito. Y con todos los años de estudio que tienes por delante… te interesa mucho crear ese Hábito, ¿no te parece?

Pero por ser más concretos, esto es todo lo que ganas estudiando siempre a la misma hora y mismo lugar.

  1. Marcar una hora de inicio y evitar que estés dando vueltas sin empezar.
  2. Asegurar que empiezas pronto, para luego no terminar tan tarde.
  3. Poder organizarte mejor con los demás de casa, si es que necesitas que te ayuden con algún ejercicio o tarea.
  4. Tener un espacio dedicado al estudio, organizado y ordenado para que te ayude.
  5. Poder concentrarte con más facilidad, con lo que terminarás antes todos los días.
  6. Desarrollar con más facilidad el Hábito de estudio. Algo que necesitarás en los próximos 10-15 años.

Estudiar a la misma hora

Somos los primeros que sabemos que no todos los días puedes estudiar a la mimsma hora. Porque hay actividades extraescolares, clases particulares, algún compromiso familiar, visitas al médico… Pero la idea sigue siendo la misma: procura empezar siempre a la misma hora, aunque en ciertos días sea distinta. Te lo explicamos.

  • En días donde no hay entrenamientos ni actividades extra, y tienes más horas de estudio: decide una hora (momento) para empezar. Por ejemplo decido empezar a las 16:30.
  • Para el resto de días donde tengas algo, decide otro momento. Por ejemplo: los lunes, miércoles y viernes que tengo entrenamiento y una clase, y llego a las 18:00 a casa, decido empezar siempre a las 18:30.

Y algo más que no puedes descuidar: no dejes pasar mucho tiempo desde que llegas a casa hasta que te pones a estudiar. Claro que tienes que descansar, igual darte una ducha o merendar algo. Por supuesto, hay que recargar las baterías. Pero como te pongas a ver videos o te tires en el sofá con el móvil, perderás mucho tiempo y te costará empezar todavía más.

Estudiar en el mismo sitio

Hay muchos chicos que no tienen un sitio fijo para estudiar, o bien que van cambiando de lugar de estudio a medida se cansan. De entrada no parece mala idea pero luego lo es. Porque puedes perder mucho tiempo yendo de un sitio para otro, reconcentrándote en cada nuevo sitio, o distrayéndote con las cosas que haya en ese sitio; por ejemplo en la cocina o el salón. Sobre todo si hay más personas por casa.

Si estudias en un solo sitio conseguirás todo esto:

  • Tu mente asocia ese sitio con el momento de estudio, con lo que le cuesta concentrarse menos.
  • Tienes cerca de ti, más a mano, todos los materiales, libros, carpetas, etc. que necesitas para estudiar.
  • Perder menos tiempo, con lo que SIEMPRE terminarás antes. (¡Todos los días!)
  • Si estás en tu habitación o un sitio apartado, tendrás menos distracciones e interrupciones.

Y no dejes de cuidar estos 3 detalles siempre que llegues a casa, después de clase. Está muy relacionado con lo que te acabamos de contar ytTodo eso te ayudará a estudiar mejor, que te cueste menos, que termines antes. ¡Qué bueno!

¡Y es que con Hábitos se estudia mejor!

— Maje y Berto

Deja tu Comentario:

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola