3 cosas que deberías hacer en casa al llegar de clase - Escuela de Hábitos
deberes casa

3 cosas que deberías hacer en casa al llegar de clase

Después de todo un día de clases llegas a casa. Directamente del cole o el insti, o tal vez después de alguna actividad extraescolar. Dejas la mochila en un rincón y mientras repasas mentalmente todo lo que tienes que hacer en el día. Son bastantes cosas y deberías ponerte con ello ya si no quieres terminar a las tantas. Además hay un capítulo nuevo de tu serie favorita que no quieres perderte y que te gustaría ver ya.

¡Espera! Es muy importante que empieces con buen pie, que no corras a tu habitación y te pongas “a lo loco” a hacer los Deberes del día. Porque si empiezas bien, terminarás antes y todo te costará mucho menos. Por eso queremos darte un empujón con unas sencillas recomendaciones. Son tres (importantes) detalles que nunca deberías saltarte al llegar a casa de clase.

1. Recarga primero las pilas, come o bebe algo

Igual que tus padres rellenan el depósito de combustible del coche (o lo recargan, si es eléctrico) porque se agota, tú necesitas cargar pilas antes de ponerte con los Deberes. Si llegas a mediodía a casa lo tienes más fácil, porque seguramente tocará sentarte a comer. Pero si es a media tarde a lo mejor te olvidas de merendar algo o tomar algún zumo rico. Es importante que no estés mucho tiempo sin beber, sobre todo agua. De esa forma tu cabeza estará más preparada para el esfuerzo.

2. Deja el móvil… o empezarás mucho más tarde

Sí, lo sabemos. No para de sonar. Notificaciones de Whatsapp, Instagram, mensajes… son tus amigos, compañeros de clase, y algún youtubber que ha subido un nuevo video. Pero si justo antes de empezar te lías a contestar y ver videos y comentar fotos, lo que pasará es esto: empezarás más tarde y terminarás más tarde. Así que tendrás menos tiempo libre para hacer lo que te gusta… como por ejemplo estar con el móvil 😉 Haz un juego contigo: “lo pongo en silencio y en un cajón, me pongo a tope con los deberes, y si termino antes me regalo capítulo doble de mi serie favorita”.

3. ¿Sabes lo que necesitas? ¿Lo tienes todo?

Una de las cosas más importantes del día es saber lo que tienes que hacer y asegurarte que tienes todo lo que necesitas para terminarlo. Sí, sí, lo sabemos, parece muy evidente y no habría que decirlo. Pero muchos chicos sacan cosas de la mochila y empiezan a hacer cosas a lo loco sin saber muy bien qué es lo que tenían que hacer ese día… o si tienen todo lo que necesitan para hacerlo (por ejemplo comprar algo de material o folios, o hacer unas fotocopias antes). De modo que a mitad de estudio tienen que preguntar (por Whatsapp) a otros compañeros qué es lo que había que hacer. O peor, a última hora a punto de cerrar les dicen a sus padres que tienen que comprar unas cartulinas para un actividad para mañana (!).

Antes de empezar nada haz un chequeo rápido y pregúntate siempre esto: «¿Qué tengo que hacer? ¿Lo tengo todo?».

Crear una rutina de estudio sencilla es una de las cosas más inteligentes que puedes hacer. Siguiendo este y otros secretos que te contamos en nuestro Curso, podrás conseguir estudiar en menos tiempo y rendir mejor. ¡A por ello!

Y es que con Hábitos se estudia mejor.

— Maje y Berto

Deja tu Comentario: