Anota en tu Agenda las cosas para preguntar - Escuela de Hábitos

Anota en tu Agenda las cosas para preguntar

Todo lo que no se anota, se olvida o se pierde. Nunca olvides esta sencilla pero valiosísima regla de organización… no solo para tus estudios, sino para todo en la vida. Si lo escribes, lo puedes ver luego sin tener que romperte la cabeza intentando recordar «qué era aquello tan importante».

No es la primera vez que desde la Escuela te hablamos de la enorme importancia de anotar. Pero si te das cuenta, siempre nos hemos referido a cosas que tienes que recordar hacer o comprar. Por eso en este artículo queremos seguir avanzando por ahí y contarte un nuevo truco que te ayudará todavía más.

Y ese truco consiste en anotar siempre las cosas que tienes que preguntar o aclarar en otro momento. Te lo explicamos…

Anota para recordar preguntar

Muchas veces mientras estás estudiando o haciendo los deberes en casa, tienes dudas que necesitas aclarar. Bien con el profesor, con algún familiar o incluso con algún compañero. Muchas veces esas cosas quedan en el olvido por no haberlas apuntado primero. Y, claro, luego vienen los problemas. Por eso hay que corregirlo. ¿Cómo? Anotándolo en tu Agenda, la mejor «app» para tus estudios con la que siempre tendrás memoria infinita.

Puedes anotar todas esas cosas en una misma sección u hojas de la Agenda, de modo que todas las dudas a despejar siempre estén ahí. O bien puedes anotarlo en cada día, correspondiente a la fecha en la que estés o tengas la próxima clase. Elige tú, pero nosotros te recomendamos la segunda opción, así te aseguras de verlo siempre.

Si preguntas, aprendes y mejoras

Vamos a ponerte varios ejemplos para que veas mejor cuánto puedes ganar anotando las cosas para preguntar:

  • Mientras estudias en casa una lección te encuentras con una parte que no entiendes bien, porque el libro no lo explica bien. Apúntalo para preguntar al profesor en la siguiente clase.
  • Estás haciendo un ejercicio y no sabes cómo terminarlo. Necesitas ayuda de tus padres o algún hermano. Apúntalo para verlo luego a lo largo del día, cuando ellos estén disponibles.
  • Os han encargado un trabajo entre varios de clase, y mientras organizas tu parte, te surgen dudas de qué hará cada uno. Apúntalo en la Agenda para aclararlo al día siguiente, con tus compañeros.
  • Para dentro de unos días tienes que preparar un trabajo y terminarlo en Powerpoint. Se te ocurren muchas ideas pero tienes dudas de cuál es la mejor. Apúntalo para comentarlo con el profesor y que te oriente.

Son solo unos sencillos ejemplos pero te haces una idea, ¿verdad? Nunca, nunca, nunca tendrás problemas por preguntar las cosas… pero es fácil que los tengas por no preguntar. Y para preguntar, muchas veces primero tiene que recordar. Y ahí es donde entra en juego tu mejor herramienta de trabajo: la Agenda.

Sencillo, muy muy útil, y algo que te valdrá para toda la vida.

¡Y es con Hábitos se estudia mejor!

— Maje y Berto

Deja tu Comentario: