Pon una alarma y di adiós a los olvidos de última hora - Escuela de Hábitos

Pon una alarma y di adiós a los olvidos de última hora

Seguro que te ha pasado más de una vez. Sabes que mañana tienes que llevar “eso”, por nada del mundo quieres olvidarte, pero claro, no lo pones en tu mochila o dentro de la Agenda, y al salir de casa con las prisas… se te olvida. Para casos así, viene fenomenal poner un recordatorio-alarma en tu móvil.

Antes que la alarma, mejor el Hábito

Aunque en este artículo queremos mostrarte la utilidad de las alarmas en ciertos momentos, primero queremos insistir en la importancia de organizarte por ti solo, sin tener que recurrir a demasiadas ayudas externas. Así que, pongámonos en situación con un ejemplo real.

Imagina que mañana tienes que llevar una autorización firmada. Puede ser para justificar una falta a clase o para poder ir a alguna excursión o visita. Si no puedes olvidar esa hoja, lo mejor es que, una vez esté firmada y lista, la guardes cuanto antes. ¿Dónde? Pues dentro de mochila, en tu Agenda, o en una libreta o carpeta que sepas que vas a llevar mañana. No la dejes por ahí sobre tu mesa, o en algún lugar de casa, no digas «luego la guardo», guárdala cuanto antes… o se te olvidará con facilidad.

Los recordatorios-alarmas al rescate

Pero mientras te acostumbras a ese Hábito, puedes utilizar tu móvil para poner una alarma que te recuerde que tienes que llevar esa hoja firmada. Puedes utilizar la aplicación de Recordatorios o Lista de Tareas que tienen la mayoría de los móviles, o bien directamente ir a la sección de alarmas.

Para poner la alarma tienes dos opciones:

  • Fijar la alarma a una hora concreta. Si habitualmente sales de casa a las 8:00, puedes poner la alarma para las 7:55. Es la que te recomendamos porque nunca falla, ya que sabes que vas a seguir ese horario.
  • Poner la alarma en función de tu localización. Utilizando los servicios de localización del móvil, tienes la opción de poner un recordatorio cuando te vas de un sitio, en este caso de tu casa. En cuanto el móvil detecta que te mueves de casa, hace saltar esa alarma. Suena mucho más divertido, pero no te lo recomendamos porque puede no funcionar. Puedes tener desactivada la localización, o simplemente la alarma puede saltar cuando ya estés demasiado lejos de casa.

No es la primera vez que en la Escuela te hablamos de la utilidad de las alarmas para organizarte. Y es que bien utilizada, con Hábitos, la Tecnología es fantástica. Y aunque hemos utilizado el ejemplo de la autorización firmada, seguro que te haces una idea que esto lo puedes aplicar a mil cosas de clase que habitualmente no llevas en tu mochila, Agenda o estuche, pero que por nada del mundo quieres dejarte en casa.

¡Y es que con Hábitos se estudia mejor!

— Maje y Berto

Deja tu Comentario:

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola